Banner 970x250

Cuando Genius falló la revisión: inversión de valor vintage

981489 investing español, noticias financieras


Banner 564x300

981489 investing español, noticias financieras

A principios de la década de 1990, Wall Street se estaba recuperando de un gigantesco escándalo de bonos del tesoro de Solomon Brothers. John Meriwether, un antiguo operador de Solomon, comenzó a crear uno de los fondos de cobertura más grandes y exclusivos que el mundo haya visto. Utilizando estrategias matemáticas de arbitraje, que había desarrollado a lo largo de los años, Meriwether se convirtió en uno de los traders de bonos más exitosos de Wall Street.

La asamblea de genio

Al fundar su fondo, apodado Long Term Capital Management, Meriwether reclutó a colegas de sus días en Solomon. Muchos tenían doctorados prestigiosos y Meriwether incluso reclutó profesores de los programas más avanzados del MIT. La tesis del fondo fue simple. Con el uso de modelos matemáticos complejos, a largo plazo podría explotar miles de discrepancias diarias y ganar millas en el mercado.

La reputación del grupo como genio analítico les ha permitido recaudar fondos de los principales bancos de Wall Street y algunas de las personas más ricas del mundo en lo que ha sido la mayor startup de fondos de cobertura de todos los tiempos. En su primer año, Long-Term recaudó $ 1.250 millones del Banco de Taiwán, el Banco de Italia e incluso inversores privados como Phil Knight, el fundador de Nike.

investing español, noticias financieras

Años formativos

Los primeros años de actividad del fondo no han decepcionado. En 1994, el fondo se apreció un 28% y en 1995 produjo una ganancia aún más impresionante del 59%, superando con creces los rendimientos de cualquier otro fondo en ese momento. El factor principal en el rendimiento del fondo no fue tanto los modelos matemáticos utilizados por el fondo, sino más bien su uso excesivo de apalancamiento.

Dado que las estrategias de arbitraje implicaban aprovechar las pequeñas discrepancias en los diferenciales de bonos, el fondo tuvo que usar una cantidad creciente de apalancamiento para lograr rendimientos tan altos. En 1996, dos años después del lanzamiento del fondo, se explotó a largo plazo entre 30 y 1.

No obstante, el fondo superó constantemente el formulario de 1994-1997, lo que llevó a los miembros del fondo a creer que eran invencibles. El crecimiento del capital y el rendimiento superior continuo empujaron a los operadores más allá de los límites del arbitraje de bonos que les había servido tan bien en el pasado y pronto comenzaron a negociar bonos basura y arbitraje de capital mediante el uso de derivados complejos.

Debido a las regulaciones de la SEC, un fondo de cobertura puede tener mucho apalancamiento cuando se negocian acciones. Para evitar esta regla, el fondo debe usar el apalancamiento para comprar derivados directamente relacionados con el valor de un título sin tener realmente certificados de capital (una práctica que muchos fondos continúan usando hoy en día).

Como sucede con demasiada frecuencia, el éxito implacable de los comerciantes a largo plazo los ha cegado ante la arrogancia que comenzaba a detectar su fondo.

LTCM Graph investing español, noticias financieras

Otoño

En 1998, el fondo comenzó a hacer apuestas cada vez más riesgosas, como comprar opciones de venta en compañías de tecnología como Microsoft y Dell, así como apostar por bonos rusos. Uno de los comerciantes a largo plazo, Larry Hilibrand, incluso acortó Berkshire Hathaway pensando que estaba sobrevalorado. El año continuó con una serie de eventos impredecibles que causaron pánico en todos los mercados financieros.

Los rumores sobre el incumplimiento de Rusia, acompañados de un anuncio del presidente Clinton sobre su relación con Monica Lewinsky, llevaron a los inversores a atesorar valores del tesoro y abandonar sus posiciones sobre la deuda rusa, lo que provocó un colapso serio de los mercados.

La combinación de todos estos eventos resultó en una caída dramática en el capital a largo plazo a fines de 1998 y el fondo estaba en declive a fines de agosto. 84% desde el comienzo del año.

La caída en el capital del fondo causó que el pánico se extendiera entre los miembros del fondo, quienes a su vez intentaron retirar su dinero. Además, los bancos de Wall Street, que todavía debían miles de millones a largo plazo, solicitaron pagos que el fondo apenas podía hacer.

Para cumplir con los requisitos de capital, Long Term comenzó a contactar a inversores externos para obtener financiación. Después de numerosas negativas, recurrieron a llamar a George Soros e incluso a Warren Buffett para preguntar si estaban interesados ​​en invertir.

Acuerdo tras acuerdo fracasó hasta el día en que solo una institución en el mundo los salvaría: la Fed. Debido a que muchos bancos en Wall Street estaban vinculados a largo plazo a través de contratos apalancados o derivados, la Fed sintió que no era así. No tengo más remedio que salvar el fondo.

Greed investing español, noticias financieras

El costo de la avaricia

A finales de 1998, casi todos los inversores de gestión de capital a largo plazo habían eliminado sus inversiones y todos los empleados del fondo estaban sin trabajo. El dinero fácil que llega con demasiada frecuencia a Wall Street significaba que el fondo estaba abrumado por su éxito y empujado a posiciones que con el tiempo solo podrían conducir a la caída.

De vez en cuando, el comportamiento especulativo de Wall Street ha derribado algunas de las instituciones más grandes del mundo. Desde la caída de la gestión de capital a largo plazo en 1998 hasta la quiebra de Lehman Brothers 10 años después, se repite la codicia de los especuladores. Curiosamente, ambas compañías recurrieron a Berkshire Hathaway de Warren Buffett a raíz de su caída.

La leccion

Quizás la mayor lección a aprender es que el enfoque de inversión de valor es inmune a la especulación y los especuladores de horas extras siempre recurrirán a inversores reales para salvarlos. Las virtudes de la paciencia y la racionalidad que son fundamentales para una inversión exitosa continúan demostrando ser ciertas con cada accidente de Wall Street.

Roger Lowenstein ha demostrado repetidamente su capacidad superior para contar los eventos más tumultuosos en Wall Street. Cuando Genius falló nos muestra la arrogancia y la codicia que algunas de las personas más inteligentes del mundo han superado, incluidos los estudiantes de doctorado del MIT y los ganadores del Premio Nobel.

Veamos de primera mano los escritos de Lowenstein sobre cómo estos hiperintelectuales han pasado de administrar uno de los fondos de inversión más grandes del mundo a buscar trabajo y tratar de evitar la bancarrota. Cuando Genius falló nos enseña una de las leyes de inversión más importantes: ninguna inteligencia puede protegerse de las emociones y la codicia que a menudo se encuentran en Wall Street.


William Douthat investing español, noticias financieras

Biografía del autor: William Douthat es el socio gerente de Olympus Wealth Management, un fondo de inversión con sede en Tulsa. Ha sido consultor de inversiones con licencia desde 2018 y tiene un título en finanzas de la Universidad de Oklahoma.

Banner 564x300

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

En nuestra web usamos cookies, si continúas navegando entendemos que las aceptas. Mas info