Banner 970x250

Cómo los datos abiertos pueden ayudar a los países a abordar los impactos de la emergencia climática

Acehearthquake2016 shutterstock teukurizaldc investing español, noticias financieras


Banner 564x300

Este artículo se publicó originalmente en el World Resources Institute.

A raíz del terremoto de magnitud 6,5 en Aceh, Indonesia, en 2016, los perpetradores del desastre pudieron identificar qué comunidades estaban en mayor riesgo debido al rápido acceso a los datos. Utilizaron la plataforma InaSAFE de código abierto para acceder a datos de riesgo en tiempo real y datos de población modelados mapeados a nivel de aldea. Esto ha sido posible gracias al uso colaborativo de datos "abiertos" (datos de uso gratuito, con licencia abierta y en formatos legibles por máquina) entre científicos, gobiernos y comunidades locales y nacionales. Utilizando datos abiertos, los administradores de desastres pudieron desarrollar 20 planes de ayuda en casos de desastre con las comunidades.

Aunque los terremotos no son causados ​​por el clima, el daño que causan es similar al de las condiciones climáticas extremas y este ejemplo demuestra la importancia de compartir datos abiertamente. De hecho, existen grandes beneficios tanto para la sociedad civil como para los gobiernos que implementan políticas de datos abiertos.

La idea de hacer que los datos estén abiertos no es nada nuevo, pero para muchos países el desafío de hacerlo y la inversión inicial significa que gran parte de los datos críticos relacionados con el clima que los gobiernos necesitan permanecen estancados o en formatos inutilizables. En algunos casos, la barrera es cultural o política: si el intercambio de datos e información no ha sido previamente previsto o aplicado, puede haber inercia para cambiar las prácticas, un deseo de retener información como fuente de poder o, en algunos casos , miedo a la responsabilidad. Además, la implementación de prácticas de datos abiertos requiere tiempo del personal y habilidades técnicas para configurar la infraestructura de datos que se publicará en línea y garantizar que esté actualizada, curada y fácil de encontrar.

La escala y urgencia de la crisis climática requiere la coordinación entre sectores y la colaboración con actores no estatales y la sociedad civil. Y no podría ser más crítico: los países deben demostrar una mayor ambición por el clima a medida que generan confianza, tanto a nivel nacional como internacional, a través de la implementación de políticas transparentes y responsables. Al aplicar los principios de los datos abiertos, los gobiernos pueden fortalecer la cooperación, identificar las necesidades de datos de los diferentes usuarios, reducir los despidos en la presentación de informes a los donantes, generar confianza con sus electores y permitir la innovación.

La idea de hacer que los datos estén abiertos no es nada nuevo, pero para muchos países el desafío de hacerlo y la inversión inicial significa que gran parte de los datos críticos relacionados con el clima que los gobiernos necesitan permanecen estancados o en formatos inutilizables.

Una nueva investigación de WRI y Open Data Charter revela no solo cuáles son algunos de los grandes beneficios, sino también cómo lograrlos. Estos son cuatro de los muchos beneficios que los países pueden esperar de la implementación de políticas de datos abiertos para abordar la emergencia climática:

1. Mejora del proceso de toma de decisiones

Los riesgos climáticos corren a través de los sectores gubernamentales, como el agua, la agricultura y la energía, y las soluciones para un sector pueden tener consecuencias positivas o negativas para otro. Por lo tanto, la integración de datos de todos los sectores es importante para informar las decisiones y garantizar respuestas coherentes y justas.

Cuando los datos son fácilmente accesibles, están bien publicitados y son gratuitos, se pueden centralizar en una ubicación más fácil de encontrar, lo que aumenta la conciencia del usuario sobre lo que está disponible y reduce la carga de buscar y solicitar datos.

Tomemos el ejemplo de la herramienta Climate Just, que combina datos abiertos de fuentes gubernamentales y académicas para mostrar visualmente cómo las olas de calor, las inundaciones y otros fenómenos meteorológicos extremos afectarán a las comunidades desfavorecidas y empobrecidas. Desarrollada por un equipo de investigadores y desarrolladores de la sociedad civil, la academia y el gobierno del Reino Unido, la herramienta fue utilizada por New Economy, el brazo de políticas e investigación de la Autoridad Combinada del Gran Manchester, en su sistema de mapeo para evaluar la vulnerabilidad climática de más de 1,000 sitios potenciales de desarrollo. Al poner los datos a disposición de los ciudadanos y los desarrolladores, el objetivo era ayudar a aumentar la transparencia y la participación en el proceso de planificación. El servicio de bomberos y rescate de la ciudad también ha utilizado las plataformas para cuantificar la exposición al riesgo de inundaciones, lo que podría ayudar a informar los esfuerzos de respuesta en el futuro.

2. Colaboración mejorada

Los datos abiertos refuerzan la acción colaborativa al ayudar a desarrollar una comprensión de los riesgos y las prioridades, así como al apoyar las asociaciones entre actores con diferentes conjuntos de habilidades. Esto es particularmente importante para la acción climática, ya que los análisis necesarios, como escalar modelos climáticos globales o crear evaluaciones de vulnerabilidad, pueden requerir técnicas complejas y conocimientos especializados.

Dada la urgencia de la crisis climática, los países no pueden permitirse perder el tiempo con enfoques descoordinados.

Asimismo, los datos abiertos permiten a quienes tienen experiencia en análisis de datos colaborar con quienes representan las necesidades de las comunidades afectadas. En la ciudad de Malabon en Filipinas, por ejemplo, conocida por sus frecuentes inundaciones, una coalición de ONG internacionales y organizaciones de la sociedad civil del Sur global pudo utilizar información de la Administración de Servicios Atmosféricos, Geofísicos y Astronómicos de Filipinas (PAGASA) para adaptar los sistemas. alerta de inundaciones para el contexto local. Con esta información, pudieron identificar mejor las áreas de mayor riesgo y colocar mapas de riesgo de inundaciones en puntos estratégicos en vecindarios propensos a inundaciones. Esto también ha llevado a un cambio de mentalidad sobre la preparación para desastres y una mayor participación de la comunidad en el desarrollo de planes de evacuación.

3. Supervisión avanzada

Los datos abiertos también pueden desempeñar un papel importante en el seguimiento de las políticas y programas climáticos. Cuando se hace accesible la información y los datos relevantes, los ciudadanos están más capacitados para participar en procesos de monitoreo formales e informales de una manera basada en evidencia.

Al mejorar el intercambio de conocimientos y datos entre agencias y niveles de gobierno, los datos abiertos también pueden fortalecer los marcos de seguimiento y presentación de informes de los gobiernos en el marco del Acuerdo de París. En Costa Rica, por ejemplo, el desarrollo del Sistema Nacional de Métricas de Cambio Climático (español) ha fortalecido las relaciones institucionales y los acuerdos entre varias agencias gubernamentales productoras de datos para producir una plataforma de datos abiertos sobre una amplia gama de factores, riesgos y respuestas de cambio climático: algo que supuestamente faltaba debido al esfuerzo requerido para establecer procesos para el intercambio de datos consistente. La Dirección de Cambio Climático espera que esto ayude al país a avanzar hacia nuevos procedimientos de presentación de informes en el marco del marco de transparencia reforzado del Acuerdo de París.

4. Modelado mejorado

Además, es importante señalar la contribución de los datos abiertos al modelado mejorado, accesible y responsable. Los ejercicios de modelización sustentan muchos análisis del cambio climático, desde la estimación de los riesgos de los peligros relacionados con el clima hasta la generación de proyecciones creíbles de futuras emisiones de gases de efecto invernadero. La disponibilidad y la transparencia de los datos son clave para construir modelos específicos del contexto que sean fiables y fiables y se puedan utilizar de forma eficaz en la planificación nacional, sectorial y local. En Chile, el instituto de investigación CR2 creó simulaciones climáticas nacionales y regionales utilizando, en parte, conjuntos de datos globales y nacionales de acceso público. Estos modelos, así como otros datos disponibles a través de la plataforma CR2 (español), son ampliamente utilizados por los actores chilenos de todos los sectores, incluido el gobierno.

Dada la urgencia de la crisis climática, los países no pueden permitirse perder el tiempo con enfoques descoordinados. Como muestran estos ejemplos, los gobiernos pueden fomentar la colaboración y generar confianza con la sociedad civil, operar de manera más eficiente y garantizar que sus acciones climáticas se basen en los mejores datos disponibles.

Banner 564x300

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

En nuestra web usamos cookies, si continúas navegando entendemos que las aceptas. Mas info